HISTORIA DEL BRICOLAJE

Hace algunos años, tampoco tantos, no nos vamos a engañar porque esto corre que se las pela, existía una figura bastante… digamos… idolatrada y misteriosa: El manitas “Pofesional” y el manitas amateur.

Habitualmente los manitas solían ser siempre hombres, no porque el hombre estuviera más capacitado que la mujer para este tipo de tareas, sino porque eran cosas del machismo recalcitrante del que aún hoy en día seguimos sufriendo coletazos y el hombre y la mujer tenían claramente establecidos cuáles eran sus “dominios”. Ver a una mujer con un destornillador en la mano o a un hombre haciendo un sofrito era algo abiertamente reprobable, era como el mundo al revés. Ni que decir tiene cuáles eran los apelativos con los que eran adornados l@s que osaban traspasar esta sensible línea roja de los roles preestablecidos. Por esa razónlosmanitas siempre eran del sexo masculino.

El chapuzas profesional o tésnico, era un personaje fácilmente reconocible por varias razones: Cuando le abrías la puerta allí estaba él, oliendo a sol y sombra, su pantalón azul de faena lleno de manchas indefinibles, unas botas Segarrao zapatillas La Cadena si era verano y una camisa desabrochada hasta el estómago, con rodales de sudor en las axilas y alguna mancha de yeso pegada con mala leche a la pelambrera del pecho y una caja de herramientas colgada del hombro con una correa.

Pero lo que realmente te daba la pista de que el recién llegado era un chapuzas en toda regla era, sin lugar a dudas, el lápiz de carpintero que perennemente sujetaba sobre una oreja. El que nunca se le cayera de la misma era algo que no tenía explicación, al menos para mí. Si hubiera existido por aquel entonces el loctite yo hubiera achacado el fenómeno a que se lo pegaba con loctite, pero no se había inventado todavía. Quizás, por aquello de que antes nos bañábamos una vez a la quincena (hiciera falta o no), probablemente el lápiz se mantenía en el sitio gracias a alguna suerte de pegajosos humores propios del susodicho, espesados por la falta de jabón y agüita. También se le distinguía porque a las preguntas “¿Y cuánto va a tardar en repararlo? O ¿Cuánto me va a costar? Siempre respondía “Ná. Dos o tres días si la cosa se da mal. Pero mu mal tiene que darse ¿eh? Lo normal … dos/tres días” “Menos de lo que se piensa, que uno no lleva 20 años en la pofesión por ser un carero”.

Ni que decir tiene que ninguna de las respuestas tranquilizaba al que preguntaba, que ya contaba con tener el mes jodido tras pagar la minuta de rigor.

En los tiempos pretéritos el manitas profesional (sobre todo el que no lo era tanto) suplía su intrínseca incompetencia con años y años de experiencia. Quieras que no, por muy burro que fuera uno de estos ejemplares, el manitas tenía ciertos conocimientos sobre la especialidad de turno, pues a fuerza de hacer las mismas chapuzas una y otra vez algo se le acababa quedando en la sesera (Es la teoría del borrico y la noria). También los había serios y profesionales, que conste en acta.

El manitas o chapuzas aficionado era un raris espécimen que se lanzaba al ruedo solo si realmente era habilidoso o si en su trabajo habitual practicaba alguna de las disciplinas chapuciles. Si era electricista, mecánico, carpintero… Los demás mortales se limitaban a cambiar un enchufe, reponer los plomos cuando se quemaban, darle con energía al desatascador de ventosa… y poco más. España no era un país excesivamente tecnológico y eso se apreciaba en el mundo de la chapucilla.

Hoy en día las cosas se han modernizado y por supuesto todo lo relativo al mundo de la chapuza. Ahí quien se atreve a decir incluso que… las cosas se han agilipollado o nos hemos vuelto todos gilipollas. Pero hay que tener en cuenta que todo el mundo es libre de tener su opinión. La propia palabra que utilizábamos para este tipo de quehaceres, “chapuza” también ha quedado desfasada y ha sido sustituida por otras expresiones o giros más acorde a los tiempos que vivimos.

La primera gran diferencia con los tiempos presentes es el nombre.

Cualquier trabajo de reparación en el hogar relativo a albañilería, fontanería electricidad, pintura o demás era comúnmente denominado como “Chapuza” (Chapucilla si no tenía mucha entidad el asunto)  o “ñapa” propiamente dicha.

Hoy en día todo queda englobado bajo una pomposa (Y además importada) denominación: ELBRICOLAJE.

Hace algunos años ocurrieron dos hechos, dos hitos que acabaron removiendo los cimientos de la filosofía de la chapuza, dando un giro de 180 grados al concepto “trabajos de reparación en el hogar”:

El primero de ellos fue la imposición de las grandes superficies por parte de nuestro vecino Gabachilandia (Francia). De la noche a la mañana nos vimos invadidos por los “Leroi Merlín”, llenos de pasillos y pasillos repletos de los más inimaginables y fantásticos artilugios y herramientas para hacer bricolaje (ñapas para los más veteranos). Los españolitos paseábamos extasiados entre estanterías plagadas de taladradoras, llanas, macetas, cortafríos, sacos de yeso, uralitas y un sinfín de instrumentos extraños ante los que nos deteníamos fascinados.

La segunda de ellas fue la globalización de internet, que todo lo revolucionó y también este mundillo como no podía ser de otra forma y, más concretamente, los foros de bricolaje. Uno se mete en google y teclea, digamos… “Cómo cambiar la junta tórica de nitrilo, de salida de la bomba de agua de tres vías de una lavadora Balay modelo P-5210 triple A” y automáticamente el sabio buscador le muestra diez páginas llenas de foros donde se explica paso a paso, con fotos a todo color, cómo proceder en la chapuza en cuestión.

Ciertamente ambos factores han dado pie a un intrusismo desmedido por parte de cualquiera, que ahora se atreve con cualquier reparación (al menos a iniciarla) que surja en el seno del hogar. Como hogar se considera también el jardín de cincuenta metros cuadrados de los adosados que tan en boga estuvieron antes de la crisis creando un nuevoconcepto que podemos llamar “Bricolaje outdoor” en contraposición al clásico “Bricolaje Indoor”.

Ahí está el/la torer@, o el/la inconsciente más bien, (ahora hay más paridad en el asunto) que con el corazón henchido por la emoción del “Hágaselo usted mismo” y la tarjeta de cliente del Leroi Merlín se lanza al ruedo sin pararse a pensar cómo es la cornamenta del morlaco que está en la plaza.

Legiones de advenedizos manazas con un metro láser en la mano, convencidos por la publicidad que nos avasalla, han experimentado un excesivo aumento de su autoestima a la hora de afrontar todo tipo de retos bricolajeros.Este hecho, lejos de ser malo para los profesionales de verdad y las empresas de servicio, les ha acabado suponiendo un aumento de la facturación ya que, cuando el inconsciente manitas aficionado ha comenzado una reparación, la conclusión es que tarde o temprano el profesional, llamado con carácter de urgencia, no solo cobrará por reparar la avería inicial sino por subsanar los destrozos provocados por el involuntario saboteador del aparato o instalación de rigor muya su pesar,

Pero eso… en otras reflexiones.

 

En próximos capítulos abordaremos temas bricoleros tan interesantes como:

  • ¿Huerto urbano o que le den por culo al huerto y me voy a la frutería?
  • El martillo. Manual de uso y estudio de su complejo mecanismo.
  • ¿Arena de río o de miga? He aquí la cuestión.
  • El cemento. Cómo mezclar sin riesgo de deflagración sus tres componentes.
  • Las paredes rectas ¿Realidad o leyenda?
  • La taladradora. ¿Por qué la del joputael vecino hace tanto ruido?
  • Carpintería. Constrúyase una balda de estantería en 17 cómodos pasos, sin morir en el intento.
  • Carpintería II. Tutorial para sacarse las astillas de las uñas.
  • Carpintería III. Páginas amarillas. Cuando la buena voluntad no es suficiente.
  • Colgar un cuadro. Cómo colgar un cuadro sin haber hecho una ingeniería.
  • La electricidad, esa gran hija de puta.
  • Fontanería básica. Grifos. Abrir / Cerrar. Sentido de giro.
  • Fontanería básica II. Fideos y fregadero: Dos palabras incompatibles.
  • La sierra de calar. Si le pones la mano, efectivamente cala.
  • Manual completo de primeros auxilios de la A a la Z.
  • Depresión postchapuza. No te avergüences, hay muchos más inútiles como tú.
Anuncios
Publicado en Uncategorized | 1 Comentario

EL DESPERTAR DE ANA

Tras la inesperada muerte de su marido, Ana, recién cumplidos los cuarenta, se siente perdida y sola. Han sido muchos años de dependencia emocional y tiene que aprender a valerse por sí misma, a quererse.
Poco a poco va descubriendo que su matrimonio, en los últimos tiempos, no había sido sino una farsa; y es ahora cuando tiene que enfrentarse sola a la vida, cuando comienza a despertar, a contemplar el mundo y, sobre todo, su matrimonio, con una mirada crítica. Con cada mentira que descubre el mito se va desmoronando.
Pero no es este el único legado de su marido. Ana se verá inmersa en una trepidante aventura que hará que tenga que armarse de coraje para luchar por su vida y la de los suyos…

EL DESPERTAR DE ANA

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

HUMOR… EN SERIO

borderline

HUMOR… EN SERIO

 HISTORIAS DE JUAN EULOGIO… Y FAMILIA

HAZ TURISMO CON UNA SONRISA… O CON UNA CARCAJADA… O PARTIÉNDOTE EL CULO A REÍR…

El libro que ha doblado sus ventas en menos de un año (de un libro vendido… se ha pasado a dos 🙂 )

Ver la entrada original

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

INSOMNIO

Es una putada que sea domingo por la noche ¡Joder! Mañana a currar de nuevo ¡Qué asco de vida! ¿No me tocaría una primitiva para poder mandar a tomar por culo al jefe?

¡Qué depresión señor!

Menos mal que al menos estos once “mataos” han acabado ganando el partido porque si no… que la cosa pintaba fatal en el minuto 15 con dos goles en contra y uno expulsado… y mañana hubiera habido cachondeito en el curro.

Nueve y media. Cena como si no hubiera un mañana. La ensalada de pimientos estaba de vicio, aunque creo que me pasé con el ajo. Menos mal que el medio kilo de flan de huevo me ha rebajado un poco los ardores.

En fin, las once menos cuarto. Me voy a la cama que las seis llegan demasiado pronto y tengo que estar despejado, que el cornudo suele venir los lunes con el colmillo retorcido y con ganas de tocar los huevos y tengo que poder verle venir para defenderme…

Pena de primitiva, ¡Coño!

A ver, ¿Ya está todo preparado para mañana? ¿Ropa? ¿Calzoncillos? Mierda, se me olvidó poner la lavadora. En fin, me voy al cesto de la ropa sucia a ver si puedo aprovechar alguno. Mañana sin falta lavo ropa. ¿Zapatos? También. ¿Comida para mañana? Bueno, en cuanto suene el despertador pongo el pie en tierra como un machote y me hago un bocata de jamón con tomate que no se lo va a saltar un gitano.

Once. Ahora sí que sí. Al sobre que ya vamos con retraso de sueño. ¡Aaaaaaah! ¡Qué gusto, por dios, meterse en la camita! Aunque… mucho sueño, la verdad no es que tenga. ¿A quién se le ocurre levantarse a las doce y media? Claro que si no…  ¡A ver quién aguanta el sábado hasta los churros! Y si al menos hubiera mojado…  ¡Qué pesadez tengo en el estómago! Bueno, que ¡Ná! No pasa ná. Cojo el coñazo de libro que estoy leyendo y leo un ratito hasta que me entre el sueño, que con lo malo que es no tardará en hacer efecto.

Doce. Bueno, pues al final no estaba tan mal el libro. ¡Joder! Si me lo he acabado de una sentada… Y sigo sin sueño… ¡Su puta madre! Mira que siempre lo digo, que el domingo no puedo echarme una siesta de dos horas. ¿Seré gilipollas? Ahora no me vendrá el sueño hasta ¡Vete tú a saber cuándo…! ¡Joder, qué ganas de vomitar!

Doce y media. ¡Qué calor! ¿No? Estoy completamente sudado. No sé para qué me he duchado esta tarde. ¡Puaf! Voy a ver la tele al salón un ratito a ver sí… ¡Hala! Toda la cena a la mierda. Pero que ansioso soy.

Una y cuarto. Como si nada… Más fresco que una puta lechuga ¿Será posible? Mañana voy a llegar a la oficina como un muerto viviente ¡Y el cornudo me estará esperando, fijo! A ver si con un par de Mahous me entra la modorra…

Dos menos cuarto. ¡Joder! Me he hecho daño en la garganta con ese pedazo eructo. La verdad es que me ha quedado superior, de primer premio en un concurso… Claro, que cuatro latas de cerveza es lo que tienen… Al que no le ha debido sentar nada bien ha sido al vecino de al lado ¡Menudos puñetazos ha dado en la pared! ¡Ojalá se haya dislocado la mano, por subnormal! ¡Vaya globo que tengo! Voy a aprovechar a ver si con el pedo me acabo quedando dormido.

Dos. ¡Ay! Qué relajadito. Ahora sí que me duermo ¡Por fin! Ahora…

Dos y cuarto. ¡Me meo, me meo! ¡Joder! ¡Que se me escapa! ¡Que no llego al bañooooo! ¡Aaaaaaah! Cómo me meaba coño. Mañana limpio los salpicones de la taza. Lo de las cervezas no ha sido una buena idea. Y ahora… me he vuelto a desvelar. ¿Qué hago? Ese despertador… me mira con cara sonriente ¿Se estará descojonando de mí? ¿A que va por la ventana, por cabrón?

Dos y media. Mil doscientas diecisiete… mil doscientas dieciocho… mil doscientas diecinueve… Mira ¡Que le den por culo a las ovejas! A este paso monto una ganadería próspera de cojones.

Tres menos cuarto. ¡Qué taquicardia, copón! No sé. Al final voy a tener que hacerme una pajilla a ver si me relajo. Pero ¡Qué pereza! ¿Quién se pone a estas horas? Bueno, yo meto la mano por el pantalón del pijama  y a ver qué pasa…

Tres menos catorce. ¡Coño! Cómo se ha puesto la cosa ¿no? Venga, pues ¡Adelante con la idea!

Tres menos trece. ¿Y ahora con qué me limpio? No me apetece levantarme otra vez. A ver… ¡Mira! En la mesilla tengo un pañuelo de papel. Está usado, reseco y pegado… pero me vale. ¡Guaaaaau! Qué paz y qué sosiego me he quedado. A ver si ahora… ¡Ale! A doblar el pico.

Tres y cuarto. ¡La madre que me parió! Ni libro, ni cerveza, ni ovejitas, ni una pajaaaa. Encima me vuelvo a mear.

¡Me quiero morir! Voy a tener que tomar medidas drásticas. El caso es que yo debo tener por ahí unas pastillas de cuando el lumbago… Voy a mirar.

Cuatro y media. ¡Por fin aquí están las putas pastillas! ¿Pero cómo se me ocurre guardarlas en el cajón de los calcetines? A ver, en el prospecto dice que una pastilla es suficiente para relajarse y conciliar el sueño. ¿Sí? Pues me voy a tomar tres de golpe ¡con dos cojones! Y en vez de con agua con un pelotazo de wisky, a ver si me duermo… o no me duermo.

Cinco menos veinte. Síiiiii. Parece que ahora sí se me va la cabeza. Ahora dormiré aunque sea una horita y media. Una… horita… y media…

Nueve y media. ¿Qué coño suena? ¿Pero qué horas son estas? ¿De dónde sale esa luz? ¡Ay madre que es el sol ¿es el despertador? ¿es el vecino cantando? ¿es la madre que me parió que ha venido a despertarme? ¡Hostias! Noooo, que es el móvil.

—Digaaaa.

—¿Ramíreeeeeeez? ¿Que todavía está en la camitaaaaaa? ¿Una mala noche? Claaaaro. Claaaaro que le entiendo… ¡Poooobreeee! Pero…  ¡¡¡¡¡ SI NO ESTÁ EN LA OFICINA EN MEDIA HORA LE METO UN EXPEDIENTE QUE LE JODO VIVOOOOOOO Y LE DEJO EN LA PUTA CALLEEEEEEEEE!!!!!

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

¿QUÉ ES POESÍA?

¿Qué es poesía? Me dices mientras clavas en mis flipados ojitos los tuyos saltones de besugo, hincas el diente en un bocadillo de panceta, masticas con los carrillos como dos peces globo, escupes migas cada vez que abres la boca y dos hilos de pringue recorren tus morros hasta acabar en la camiseta de Hormigones Martínez.

¿Qué es poesía?

¿Qué… qué es poesía?

Poesía es…

¡Tu puta madre!

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

DICCIONARIO DE TÉRMINOS INFORMÁTICOS

Fruto de mis malas experiencias con la informática y, en general, con la tecnología, he querido hacer un diccionario de términos extraños para echar una mano a l@s que como yo, se autoproclaman pardill@s en este árido mundo de los bites y los mocrocircuitos impresos, para que a quien lo revise no le ocurra lo mismo que a mí.

 

Güindon: Sistema operativo ideado por Microsoft  (maicrosoft para los expertos, frikis y demás atrapados por el embrujo del idioma inglés)  para el ordenador con un montón de ventanitas, y que cada dos días se cuelga media horita para descargar actualizaciones críticas.

 

Minuto de güindon: Unidad de tiempo indeterminada y totalmente impredecible que unas veces dura treinta segundos y otras, media hora.

 

Extel: Hoja de cálculo, incluida en Güindon,  compuesta de filas y columnas que para muchos mortales es un misterio insondable.

 

Guol: Programa de tratamiento de textos incluido en Güindon. A veces es más rápido escribir lo que sea a mano.

 

Poberpoin: Programa de presentaciones incluido en Güindon, que hace unos años se usaba para mandar gilipolleces.

 

Feisbu : Red social donde la gente cuenta mentiras sobre su vida que en general no interesan a nadie. Renovación del concepto “amistad”.

 

Imei : Correo electrónico. Como el correo del zar pero sin caballo, sin mochila… y sin cartero. Medio idóneo para escribir y difundir gilipolleces.

 

Olain: A través del internet, conectarte a otro sistema o con otro usuario en el momento presente, en directo. ¡Coño! Lo que es olain de toda la vida.

 

Güindon 8:  Sonido de grillos rompiendo el silencio de la noche.

 

Yutuf: Portal (no de Belén, sino virtual) donde cuelga sus videos caseros haciendo gilipolleces cualquier pobre gilipollas con ansia de fama, buscando sus cinco minutos de gloria, aunque lo único que consigue es que la gente que no tiene mucho que hacer y se dedica a visionar innumerables vídeos en yutuf durante horas se asombren del patetismo y la gilipollez  mostrados o bien que la policía te localice a los cinco minutos de colgar una grabación del porro que llevas en la mano en primer plano y como fondo el cuentakilómetros de tu buga marcando 220 km/h por el carril bus del paseo de la Castellana de Madrid.

 

Esmarfón: 1.-(Esmarfon sin tilde y con acento en la a para los expertos, frikis y demás atrapados por el embrujo del idioma inglés). Evolución (aunque eso no está demasiado claro) del invento de Grahan Bell. La idea inicial de este inventor fue la de conseguir comunicarse a distancia (tele = lejos, fono = hablar). Hoy en día este concepto ha variado un poco y viene a ser algo así como (esmar = gilipolleces, fón = a patadas).2.- teléfono inteligente que anula la inteligencia.

Aifón: (Aifon sin tilde y con acento en la a para los expertos, frikis y demás atrapados por el embrujo del idioma inglés). El significado viene a ser el mismo que el del artilugio anterior pero pagando un poco más por todo.

Table: en inglés, mesa. En francés, mesa

Aipoz: Table más estable que las demás tables.

Hablar por teléfono: Concepto y práctica actualmente en desuso.

Ap: Forma perruna y vaga (ahorrativa dicen ellos) de pronunciar aplicación. Abreviatura de aplicación cuyo significado exacto es “gilipollez que se me ocurre, gilipollez que descargo en el móvil”, perdón… smarfón (esmarfon sin tilde y con acento en la a para los expertos, frikis y demás atrapados por el embrujo del idioma inglés).

Guasá: Aplicación, perdón… ap, que descargamos en el móvil, perdón… esmarfón  (esmarfon sin tilde y con acento en la a para los expertos, frikis y demás atrapados por el embrujo del idioma inglés), y que nos sirve para parecer autistas por la calle, todo el día mirando a la ventanita con sonrisa de gilipollas y tecleando en la pantallita con cara de esforzados de la ruta.

Megapichi : Unidad de imagen que nos da una idea de lo cojonuda que es la cámara que incorpora nuestro móvil, perdón… esmarfón  (esmarfon sin tilde y con acento en la a para los expertos, frikis y demás atrapados por el embrujo del idioma inglés). Se puede hablar, por tanto, de cinco megapichis para definir una cámara algo desfasada, de alguien que no está al día en lo tecnológico (se pronuncia con cierto desprecio), diez megapichis para describir una cámara ya bastante seria  pero que está comenzando a quedar desfasada y dieciocho megapichis para una cámara que es lo último de lo último, quié icir hasta que llegue lo último y entonces deje de ser lo último.

Jotapegé : Tipo muy popular de archivo de imágenes.

Fotochó: Programa para retocar fotografías, que viene un poco a compensar la injusticia divina de no hacernos a todos guapos y delgaditos.

Dirección y p: Extraña práctica que consiste en añadir una p al final de nuestra dirección. Si alguien sabe para qué sirve, que hable ahora y no me deje hacer en cenutrio por más tiempo.

Güeb: Palabra con no mucho sentido que suele venir acompañada de la expresión “No hay…” y que se utiliza habitualmente como reto entre hombres. También puede acompañarse de la expresión “Patada en los…” o “Me vas a tocar los…” o “Por mis santos… que por ahí te entra aunque digas que te duele”.

DVD: Aparato reproductor. Anteriormente conocido como Prince…digo cassette

Chelfi: Autoafoto testimonial del lugar donde te encuentras en un momento dado (Yo en el Mercadona comprando papel higiénico, Yo en el retrete de casa estrenando el papel de Mercadona porque me ha dado un apretón considerable, Yo rascándome el culo porque el papel de Mercadona no apura mucho y me han quedado zurraspas secas que me irritan todo el perímetro anal…). Muy de moda ente todos los frikipollas (Ver significado dos entradas adelante).

Estí: Palo que sirve para colocar el móvil, perdón… Esmarfón…, y hacerse un chelfi con una perspectiva más amplia. (Aunque, siendo un palo, yo preferiría mejor usarlo para curtir el lomo de los frikipollas que están todo el puto día haciéndose chelfis, en numerosas ocasiones exponiendo su integridad vital por pretender colocarse justo, justo, al pie del acantilado).

Frikipollas: Dícese del que es friki y a la vez gilipollas. Estaba claro ¿No?

Chatear: Tomar unos chatos (pequeños cantidades de vino en vasos igualmente pequeños) generalmente siempre con amigos en el bar, donde lo importante es ese estado místico al que se llega ayudado por el alcohol y los compañeros de chateo; Lugar virtual común donde se juntan un@s cuant@s con insomnio (o muy poquito que hacer) para intentar escribir gilipolleces a la mayor velocidad posible, normalmente con el principal objetivo de … follar.. Beber vino mientras se chatea en el chat es opcional.

Miti: Lugar virtual de encuentro entre feos y feas más calientes que una plancha, que mienten más que hablan cantando sus excelencias con el principal objetivo de… follar.

Idarlin: Lugar virtual de encuentro entre los mismos feos y feas del lugar anterior con el principal objetivo de… follar.

Ibey: Centro comercial virtual donde se compran cosas en China (igual que en los todo a 100) pero con la emoción de no saber cuándo te llegará o siquiera si te llegará después de haber pagado el artículo con antelación.

Factura virtual: Al igual que las gasolineras, cuyos surtidores son autoservicio para comodidad del cliente aunque la verdad es porque así se ahorran unos sueldos, las compañías que nos suministran los servicios básicos (Teléfono, gas, luz, etc), en aras de conseguir un medio ambiente sostenible, ahora nos mandan las facturas por imei, con lo que se garantizan dos cosas: 1.- Se ahorran una pasta en papel e imprentas (por supuesto en sueldos) y 2.- La mayoría de la gente no se para a comprobarlas como hacías cuando te llegaba en papel.

Internet de 20 megas: Nadie sabría decirlo pero es algo la mitad de bueno que lo siguiente.

Internet de 50 megas: Nadie sabría decirlo pero es algo el doble de bueno que lo anterior.

Internet de 100 megas: Nadie sabría decirlo pero debe ser…La rehostia, aunque nadie sepa exactamente para qué sirve.

Tarifa plana de internet: Cuento chino que te suelta un operario mal pagado de alguna compañía telefónica, y que al cabo de un mes te hace sentir  que te han engañado como a una quinceañera porque mucho prometo hasta que la meto y después del metido nada de lo prometido.

Espotifai: Ansia viva por tener a tu disposición tanta música que no serías capaz de escuchar aunque vivieras tres vidas. Aunque no puedo evitar que me suene a escupitajo.

La nube: 1.- Lugar indeterminado, físicamente ilocalizable pero al que todo el mundo hace referencia como el paradigma del almacenaje. Existe cierto paralelismo con el paraíso prometido por cualquiera de las muchas religiones que existen, todo el mundo habla de él pero nadie lo ha visto nunca. 2.- Dulce, gominola.

Password: Concurso de Telecinco más conocido como Pasapalabra.

Compiura: Frikinés, Ordenador.

Pisi compiura: Frikinés, lo mismo pero personal, de uno solo.

Ordenador: El que manda.

Jarguar: Lo de fuera o Autsaid del pisi compiura.

Sofguar: Lo de dentro o Insaid del pisi compiura.

Malguar: Bicho malino virtual que se mete dentro de jarguar y joroba todo el sofguar del pisi compiura.

Guayfay: Wifi en frikinés. Güifi en cristiano. Misteriosas ondas letromanégticas porande vuelan las gilipolleces..

Rutel: Misterioso aparatico por el que entran a nuestro ordenador todas las gilipolleces que pululan en internet.

Bló: Espacio personal virtual donde quien más, quien menos, se dedica a oficializar sus gilipolleces.

: Entrada, documento lleno de gilipolleces que un bloguero escribe en un bló.

Espán: Hostia que se lleva uno en la cara con una puerta de vaivén si va un poco despistado.

Bananear o Banear: Darte con la banana.

Publicado en Uncategorized | 1 Comentario

EL DESPERTAR DE ANA

Tras la inesperada muerte de su marido, Ana, recién cumplidos los cuarenta, se siente perdida y sola. Han sido muchos años de dependencia emocional y tiene que aprender a valerse por sí misma, a quererse.
Poco a poco va descubriendo que su matrimonio, en los últimos tiempos, no había sido sino una farsa; y es ahora cuando tiene que enfrentarse sola a la vida, cuando comienza a despertar, a contemplar el mundo y, sobre todo, su matrimonio, con una mirada crítica. Con cada mentira que descubre el mito se va desmoronando.
Pero no es este el único legado de su marido. Ana se verá inmersa en una trepidante aventura que hará que tenga que armarse de coraje para luchar por su vida y la de los suyos…

EL DESPERTAR DE ANA

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario