Archivo de la categoría: Pequeños relatos

Estrenando sensaciones

El mundo es ahora de color de rosa. -Piensa ella totalmente satisfecha dejando escapar una lágrima de felicidad- ¡Aaaaaay! Ahora sí estoy completa verdaderamente. Tanto que si muriera en este mismo momento no echaría en falta al mundo, porque ahora … Seguir leyendo

Publicado en Pequeños relatos | Deja un comentario

LA HUIDA

En el desconchado espejo del baño común del albergue para fracasados y despojos humanos veo fugazmente mi rostro. No soporto la visión de mi imagen ajada, mi espíritu extenuado, el peso de la desolación sobre mi cabeza, y el desconsuelo. … Seguir leyendo

Publicado en Pequeños relatos | Deja un comentario

YO LEO… TÚ ARIES

Después de aquellas intensas horas, por fin estaba leyendo las últimas líneas de aquel libro cuando… unos fuertes golpes, que me sobresaltaron interrumpiendo bruscamente aquel íntimo momento de relax, hicieron temblar la puerta del baño. –         … Seguir leyendo

Publicado en Pequeños relatos | 2 comentarios

e-churring: la agencia de contactos (Y 3 de 3)

ELLA Una malla, estirada hasta lo inverosímil, cubría su tren inferior, que por el tamaño y consistencia resultaba ser más estación de trenes completa que tren a secas, hundiéndose, succionadas sin consideración, en los dos agujeros negros que todo lo … Seguir leyendo

Publicado en Pequeños relatos | Deja un comentario

TE AÑORO, JACINTA

Doblé la esquina ensimismado como iba en mis pensamientos. Inesperadamente la vi. Mi corazón dio un vuelco y comenzó a latir aprisa, trastabillado. Nuestras miradas, atrayéndose la una a la otra como potentes imanes, acabaron cruzándose y entrechocando estrepitosamente como los … Seguir leyendo

Publicado en Pequeños relatos | 8 comentarios

ADIDAS, 45… O LA CÓLERA DE DIOS

—Padre ¿Tú crees que hay algo ahí fuera que sea más grande que nosotros? —Claro hijo. ¿Acaso concibes que todo nuestro mundo, en su perfección, haya podido surgir espontáneamente? Nuestra sociedad es demasiado excelsa para que no sea la obra … Seguir leyendo

Publicado en Pequeños relatos, Revueltos mentales | 2 comentarios

EL VIEJO

Estás en la calle y, de repente, por tu misma acera, ves que se acerca un señor mayor,  bastante mayor, con el rostro surcado de arrugas, con cara de circunstancias y los labios un tanto hundidos por no llevar la … Seguir leyendo

Publicado en Pequeños relatos | 9 comentarios