POEMA A LA ALMORRANA

Sibilina, cruel, brutal, marrana.

Mi sádico apéndice irritado.

Ya de tu escozor estoy hastiado.

Dueles en la tarde y la mañana.

Cruel y maquiavélica fulana,

a traición te llegas y me atacas

sacando tu testa entre mi caca

 con rudos modales de tirana.

Y cuando sufrida una semana

trato de empujarte con el dedo,

resulta ser un quiero y no puedo

y te mofas de mi un tanto ufana.

Tú, que eres todo menos humana,

que eres fiel sirviente del Malino,

¡Mira! yo en tu dignidad me orino

hija de la gran puta, almorrana.

Más poesías en ¿Y TÚ ME LO PREGUNTAS? : El libro que modificará tu sensibilidad poética. https://www.amazon.es/%C2%BFY-t%C3%BA-preguntas-pol%C3%ADticamente-incorrectas-ebook/dp/B08HL6BS1Q/ref=sr_1_1?__mk_es_ES=%C3%85M%C3%85%C5%BD%C3%95%C3%91&dchild=1&keywords=candido+Macarro&qid=1601029943&sr=8-1

Esta entrada fue publicada en Poemas con mucha sensibilidad. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.