ODA AL RADAR

Al volante voy sentado

con un mal presentimiento.

Si otra cosa digo, miento,

voy un poco acojonado.

.

He oído por estos lares

que en su afán recaudatorio

el gobierno con su emporio

ha puesto nuevos radares.

.

Que es por seguridad,

nos cuentan como razones

esta panda de cabrones,

que mala es la velocidad.

.

Pero no seamos membrillos

no nos traten como idiotas

no nos toquen las pelotas

ni nos tomen por pardillos.

.

Que en el coche nos matemos

se les importa un pimiento.

Lo que les pone contentos

es la pasta que les demos.

.

En una recta muy larga

te camuflan un radar.

Los tontos van a picar

con una picada amarga.

.

Y pasados unos días

llegará un certificado,

y te darás por follado

y se te irá la alegría.

.

Una foto es el regalo

que te envían estos pillos

¿La quieres en mate o brillo?

Doscientos euros el palo.

.

Está montado el negocio

para sanear las cuentas

y engordar algunas rentas

y enriquecer a sus socios.

.

Entonces ¿os he aclarado

para qué sirve un radar?

¡Que se vayan a cagar!

que este cuento se ha acabado.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Poemas con mucha sensibilidad. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.