ESCATOLOGICAL SON

Temiendo abusar del respetable por mi cansinez, pero entendiendo que la entrada “¿ES O NO POESÍA?” necesitaba un complemento poético, poético de lo soez y de lo escatológico, quié icir, ahí va un nuevo poema que podría considerarse como una profundización en el tema que se trató anteriormente.

No espero, soy consciente, ganar ningún premio literario de poesía con lo expuesto pero… es que alguien tenía que hacerlo. En el mundo literario hay mucha hipocresía y es posible, solo es posible que los lectores ya estén hartos de cursiladas, de poemas almibarados hasta la empalagosez, de los  “¡Ay cómo te quiero cariño!”, de los “y el mar, en su infinita belleza azul me trae recuerdos de nuestro amor”, de los “me muero si no me amas”, en fin, de todos los topicazos sentimentales que destilan habitualmente las poesías y poemas al uso. Así que, como un oloroso soplo de aire fresco, sin más dilación os presento la:

ODA A LA HEZ 

 

A ti, injustamente desdeñada

cual desechada inmundicia.

A ti, a quien nadie codicia,

en cuanto nace, olvidada.

Por tu sin par calidez

A ti te canto, ¡Oh hez!

 .

Que me miren con espanto,

sé que es solo hipocresía.

Clara como luz de día,

quiero honrarte con mi canto.

Observa mi impavidez.

A ti te canto ¡Oh hez!

 .

Habrá quien me llame puerco,

quien me tilde de gorrino.

Ante esos, de paladar fino

me sigo mostrando terco.

No aguanto la estupidez.

A ti te canto ¡Oh hez!

.

Habitaste un tiempo en mí,

cariño hecho por el roce.

¿Habrá alguien que no goce

de compaña tan sutil?

Me pasma tanta altivez.

A ti te canto ¡Oh hez!

.

Tú mi cuerpo poseíste

en mística comunión.

No hallaré mejor razón

para esta despedida triste.

¿Hablo o no con sensatez?

A ti te canto ¡Oh hez!

.

Pero pronto tú me dejas,

mi amiga, mi compañera.

Nuestra historia es pasajera

aunque no expresaré queja.

Te vas con exquisitez.

A ti te canto ¡Oh hez!

.

Una vez en este mundo

fuera de mi seno interno,

estarás en el infierno,

en un vertedero inmundo,

que te mudará la tez.

A ti te canto ¡Oh hez!

 .

Estás de cuerpo presente

Y tengo que despedirme,

que amenaza con salirme

Otra hez, blanda y caliente.

Lo tuyo es testarudez,

Por eso te canto, ¡Oh hez!

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a ESCATOLOGICAL SON

  1. joseyebra dijo:

    Me recordó el mítico poema de Jesús Lizano 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .