¡OLÉ MIS COJONES!

Cuando lo desconocido provoca desasosiego…
Cuando el desasosiego se convierte en miedo…
Cuando el miedo muta en valor…
Cuando el valor se transforma en temeridad…
Cuando la temeridad trueca en inconsciencia…
Cuando la inconsciencia transmuta en… Gilipollez…

Nunca un ladrillazo en la cabeza (la del autor) dio tanto de sí.

¡OLÉ MIS COJONES!       ……. LA PINÍCULA

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s