COCINA TRADICIONAL ESPAÑOLA CON FUNDAMENTO

COCINA… CON FUNDAMENTO

¡Muy buenos días, amigas y amigos de los fogones!

Hoy vamos a cocinar un plato sencillo… y rico… rico… rico. Cocina mediterránea, que es la cocina más saludable y no las mierdas que se cocinan por ahí fuera que ni tienen ni sabor… ni sustancia… ni tienen “ná de ná”.

El plato de hoy se llama:

“Pachanguita a la española con aderezo de chorizo”

Fácil, pues.

INGREDIENTES

Para cuatro personas necesitaremos:

  • Un kilo de pueblo llano. Por supuesto tiene que ser pueblo llano español con denominación de origen, no nos vale ni el francés, ni el alemán, ni el americano…

El pueblo llano español tiene el punto de ebullición a una temperatura tan alta que por mucho calor que le apliquemos, podemos estar seguros de que nunca va a hervir ni burbujear. Es una masa anodina que no reacciona prácticamente a nada a no ser… y ahí está el truco de un buen cocinero, que lo bañes en alcohol (Vale cualquier tipo. El alcohol le da a este ingrediente una gracia culinaria que le distingue de otros. Si al cocinero se le ocurre añadir alcohol por ejemplo, a una base de pueblo inglés o incluso de pueblo alemán, su reacción en la cacerola puede ser extremadamente virulenta, tanto, que el ingrediente se suba al borde de la cacerola y salte al vacío completamente empapado en el alcohol, que por cierto, no sintetiza demasiado bien) El pueblo español también es capaz de reaccionar si le cantas muy cerquita de la boca de la olla la palabra “Gooooool”. Estudios recientes han demostrado que si al pueblo español le pones Telecinco o el Canal plus en una televisión cercana, es imposible que cueza. Se ve que las ondas hertzianas afectan ostensiblemente a la capacidad de hervir del pueblo llano español, tanto que la anulan completamente.

 

  • Para añadirle gracia y sabor a la base necesitamos un producto que le dé el picante justo pero que contenga una buena cantidad de proteínas. Estamos hablando de una buena ración de chorizos. Estos no es necesario añadirlos en caliente. Necesitamos pues, cuatro o cinco chorizos. Los podemos conseguir muy fácilmente en la sede de cualquier partido político, en muchos despachos de constructores afamados o incluso en cualquiera de las instituciones de gobierno, ayuntamientos, comunidades autónomas, parlamento nacional y/o senado.

 

  • Otro ingrediente que dará sabor a nuestro plato es una buena tira de panceta salada de político. No hay que temer quedarnos sin ella porque los políticos suelen tener la panceta bastante gorda y prácticamente ni se nota que les quitemos un trozo. Es preferible usar un político que esté al final de su legislatura porque entonces están mucho más gordos y cebones. Ese aroma un tanto rancio a tocino viejo le da al conjunto del plato un sabor especial.

 

  • Quien guste de sabores fuertes puede añadir un pellizquito de corrupción. Hay que tener cuidado con este ingrediente porque a nada que nos pasemos un poco con la dosis, puede enmierdar el plato entero. En su favor hay que comentar que es un ingrediente al alcance de cualquiera que vea los telediarios o lea los periódicos.

 

  • Cebolla, pimiento, tomate… lo que viene siendo un sofrito.

 

 

Se sofríe la verdura hasta que esté un poco pochada. A continuación, a fuego lento se comienza a dorar el kilo entero de pueblo llano dándole vueltas con una cuchara electoral de madera cada muy poco tiempo. Hay que llevarlo a al punto en que esté crujiente pero que no se queme, aunque hay que reconocer que el pueblo llano español no suele quemarse en la cazuela porque aguanta muy bien y sin rechistar el calor. En este punto  se añaden al guiso los chorizos. Hay que tener cuidado porque es fácil que siendo chorizos puedan robar sabor al pueblo llano. Sabor y la cartera si procediere, pues es un ingrediente bastante interactivo con lo ajeno. Cuando el chorizo está a medio hacer, añadimos las tiras de panceta de político. Lose los chorizos y las pancetas pueden llegar a unirse, tienden a ello en todo momento. Incluso muchas veces aparentan ser la misma cosa. Si no se separan con la cocción habrá que separarlos enérgicamente con la cuchara electoral. No dudéis en atizarles bien para que se separen.

Solo para los amantes de sabores particulares se pueden añadir unos pellizcos de corrupción. Ojo que es muy fuerte y puede estropear  los chorizos y los trozos de panceta que hayamos conseguido separar, y arruinar el plato.

Se deja cocer todo a fuego lento más o menos una legislatura y… tenemos una rica, rica, rica… pachanguita española con aderezo de chorizo. Se puede adornar al final con unas ramitas de excusas y promesas electorales que le dan un toque bien sofisticado.

Solo nos queda añadir perejil… y ya tenemos un plato rico, rico… y con fundamento.

Hasta la próxima semana, amigos cocinillas en la que os enseñaré a cocinar un plato que está muy de moda últimamente:

Caldereta de cuentas en paraísos fiscales.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

14 respuestas a COCINA TRADICIONAL ESPAÑOLA CON FUNDAMENTO

  1. sadire dijo:

    Me ha encantado esta receta! Eres todo un genio de la cocina! ¿No te has planteado nunca dedicarte a ello? Triunfarías seguro. Jajajaja

  2. cmacarro dijo:

    Ja,ja,ja Gracias. Me acabas de abrir una posible vía profesional.

  3. torpeyvago dijo:

    ¡Qué decir! Anonadado me has dejado. Fíjate que yo ya presumía de ser conocedor de grandes recetas de Máster Chef —¡pérfida Albión—. Por lo menos dos, a saber:
    Bocadillo mortadela con aceitunas.
    Huevos fritos.
    Pero esto supera todo lo habido y por haber…

  4. antoncaes dijo:

    No se que decir… Este plato deja mucho que desear, yo no lo haría, una vez intente algo parecido, pero variaban algunos ingredientes, en vez de corruptos llevaba una pizca de fresco y cuando me di la vuelta el fresco se había llevado la tv y el portátil. 😉
    Muy bueno, me he reído lo justo para que no me quiten los implantes de oro. 🙂

  5. Lord Alce dijo:

    Estupendo plato que nunca pasa de moda, por mucho que se reinvente, minimice, adorne o ponga en vajilla diferente: Es un clásico de este país desde hace mucho, pero que mucho, mucho… Y debe estar buenísimo, porque se consume que no veas. En los últimos tiempos, todos los días, conque fíjate…

  6. Poli Impelli dijo:

    Madre mía, si llegas a cocinar así de bien en mi país, te haces rico en el primer intento (dejas el blog, tu vida actual y nos invitas a todos a tu súper restaurante; pagas tú, claro, que te sobraría por donde te mires, jajaja). ¡Muy bueno! 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s