ENTENDER EL DEPORTE MODERNO

El ser humano, el ibérico en particular, nunca deja de evolucionar. Si empleo el término evolucionar quiero suponer que el cambio que se produce es para ir a mejor y no al contrario.

Pero eso es la teoría.

La práctica nos demuestra que esta “evolución” (ahora lo entrecomillo porque comienzo a dudar) parece llevarnos al summun de LA GILIPOLLEZ  DEPORTIVA, así en mayúsculas.

Antiguamente, hablo de la era a.d.s. (Antes Del Smartphone), época inimaginable para la gente joven, en la que no existía el wasap, el concepto de hacer deporte englobaba las muchas modalidades de este a las que la población tenía acceso. Así si íbamos a correr, decíamos “Voy a correr”, si íbamos a andar decíamos “Voy a andar”, si montábamos en bici decíamos “Voy a montar en bici”.  Ya sé que no es fácil de asimilar… pero éramos así de complicados ¿Qué le vamos a hacer?

Ahora, si sales a hacer deporte, de la modalidad que sea, con una camiseta de algodón, unos pantalones cortos, así sin más, y unas zapatillas con calcetines blancos… todos te miran raro, supongo que como el Cro-magnon, homínido más avanzado, miraba a los Neardenthales que coexistieron con él.

Los romanos ya decían aquello de “Mens sana in corpore sano” y no se paraban en otras mariconadas. Y hasta no hace mucho tiempo la cosa venía siendo así.

No sé si se me entiende. Las cosas parecían más sencillas, o quizás más simples porque nosotros éramos unos simples y porque todavía no se había implantado el Decathlon en nuestro país. Para los no ibéricos, Decathlon es el nombre de una cadena de supermercados, proveniente del país vecino Francia, especializados en el deporte. Incluso en inventarse deportes y, por supuesto, en la venta de las equipaciones y achiperres necesitados para practicar estos deportes. Incluso los que se inventan.

Ahora, si se nos ocurre la fatal idea de salir a correr, lo primero que tenemos que hacer es determinar si lo que vamos a hacer es running, footing, trecking o cualquiera de los cientos de modalidades cuyo nombre termina en -ing. (que a mí running me sigue sonando a ir a cazar ranas por muy bien que me lo pinten), pero es que además, que no se nos ocurra salir si no es con el equipamiento adecuado, a saber, zapatillas… de running o las específicas de la modalidad que se pretenda practicar. Importantísimo, vital, especificar si eres pronador o supinador y cuántos centímetros de longitud tiene tu almorrana, por aquello de contrarrestar su oscilación al correr. Pantalón ajustado o maillot con el que enseñas las canillas dependiendo de cuál sea la longitud de la prenda e importante, marcas elevación o depresión. Camiseta técnica de colores fosforescentes, que abriga pero transpira. Calcetines anti tirones de los llegan por debajo de las rodillas, no se conoce cosa más fina y elegante, que vamos por ahí pareciendo escolapias. Funda para llevar el móvil en el brazo (o mochila si es un Smartphone de los nuevos, grandes como carpetas): Bolsita con sales minerales, portabidón con bidón de agua, portabidón con bidón de bebida isotónica, gorra o, se está poniendo de moda últimamente, pañuelo pirata a la cabeza. Cinta a la frente para que recoja el sudor… Antes decíamos “la sudó” y nos la quitábamos con el dorso de la mano. Por supuesto, eso de taparte una fosa nasal y expeler por la otra los humores nasales, ya no se puede hacer, más que nada porque no existe verbo terminado en -ing que quede bien para ello. ¿Moquing? ¿Ves cómo no?.

Sales a correr a lo mejor solo quince minutos, pero te pertrechas de cojones.

Y lo mismo ocurre con cualquier modalidad de deporte que queramos practicar.

Ya no puedo ir a andar al campo, ahora tengo que hacer… senderismo o más profesionalmente, trecking.

Si el paseo se va a alargar un poco estaremos haciendo… travesía.

Rafting si quieres tirarte por el río con una balsa de goma.

Skating si se trata de deslizarle sobre ruedas pequeñas (Aquí existen una gran variedad de artilugios para ello)

Puenting si… ¡Coño! Por mucho que me quieran convencer no creo que tirarse de un puente sea un deporte.

Y si ya se te ocurre ir a un gimnasio, ni por asomo lo llames así, ahora hay que decir Gym (yim), te cagas con la cantidad de tontás que puedes practicar en la infinidad de máquinas infernales que hay en el recinto, todas ellas acabadas en -ing. Menos sentiding comunning, hay de todo.

Cycling, swimming, spinning, dancing, boxing …

Normalmente te atenderá un figurín, macho o hembra, completamente enlycrado, que mirará de forma indolente tu barriga cervecera. Total, para apuntarse, pagar una pasta por todo el trimestre, ir el primer día… y mandarlo todo a tomar por culo.

¡Una mierda todo, oiga!

¿O será signo inequívoco de que me voy haciendo mayor?

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

21 respuestas a ENTENDER EL DEPORTE MODERNO

  1. antoncaes dijo:

    A mi lo que me gusta es el sofing y la siesting. Y otras cosas más de macho ibérico que no tienen traducción al spaninglis este de los cojones. 🙂

  2. Jajajajaja Me parto con tu entrada y para tu tranquilidad (o desgracia, ahí ya tu mismo) no creo que sea signo de hacerse mayor porque yo estoy en la “era del deporte guay” y mira ¡Menos me costó sacarme derecho! Vas ahí con toda tu ilusión y encima no hay ningún principiante ¿Te has fijado? Porque yo lo flipé. Te pones en la cinta y le das al 4 (hay hasta 12 velocidades y hasta 12 posturas de inclinación en la rampa) pero enseguida te das cuenta de que ¡como mínimo! la gente está corriendo en grado 8, inclinación 6 y tú, sintiéndote mal claro, lo subes ¡Me cago-en-la-puta-lo-que-tira-esto! Y te preguntas si es que esa gente lleva años en ese gimnasio porque ver un principiante como uno en el gimnasio ¡No pasa! Es casi tan imposible como ver en construcción un Mcdonadls, no se crean, aparecen. De repente estás haciendo “Running” y ¡zas! das con un Mcdonalds que ayer no estaba en esa calle.
    Un abrazo

    • cmacarro dijo:

      jA,JA,JA. De lo del Mc Donalds no me había percatado, pero ahora que lo dices… O sea, que no soy yo. Me alivias. Si quieres profundizar en el tema del Gim, con tu permiso te pongo un enlace: https://aiamborderline.wordpress.com/2016/05/26/el-gym-y-el-yang-2/

      • Me lo he leído y me he vuelto a partir de risa ¡hombre que estoy en una biblioteca y casi me echan! jajaja En cuanto en la entrada he leído lo del ritmo se me ha ocurrido una verdad como un templo (casi como la del Mc donald´s) y te la voy a contar por si gustas leerla:
        Ese momento indignante en que un profesor de gimnasia ¡de cualquier especialidad! te grita : ¡Al riitmoo! Y tú dices: Pero vamos a ver, que aquí como he dicho antes ¿no hay ningún principiante? Te invito a que vayas a una clase de zumba ¡Ahí no hay disimulo posible! La gente se sabe mejor eso que los canales de la tele ¡Por favor! Y la música invita a un ritmo (por ejemplo, bachata) pero la tía da saltos extravagantes que terminan con palmada y ahora sentadilla ¿Pero que me estás contando?
        Yo califico todo lo que no sea marcar tu propio ritmo fuera de un gimnasio como Tortura, por eso llevan años ahí esos mecánicos robots ¡Que no son reales ee!
        Un saludo 🙂

  3. Lord Alce dijo:

    😀 😀 😀 😀
    Experiencia personal: Todos, todos, todos los años que he estado entrenando en gimnasio, he ido con camiseta normal, pantalones cortos y calcetines blancos. Era yo el que enarcaba una ceja y miraba raro cuando empezaron a prodigarse los maillots, las mallas, las camisetas traspirables fosforitas y demás zarandajas. Pero es que yo soy así de individualista. Y rarito. Y egocéntrico a veces y todo. Es decir, que los demás eran los que estaban tontos (veo que no soy el único, por fortuna, que lo piensa)
    Y ahora, en el colmo de la individualidad, entreno en mi casa, ¡a tomar por ****! Y cuando salgo con la bici (una normalita, de oferta del Carreful), con el mismo atavío cutre mientras otros van con sus conjuntos tan chic, ¡a tomar por ***! Y si alguna vez (pocas, que me aburre) voy “a correr”, lo mismo, ¡a tomar…! Pues eso.
    He dicho 😀

  4. Vi esta entrada por la mañana pero por escasez de tiempo no la pude comentar, pero vamos, no te puedo decir el ratico que he pasado intentando que no se me escapara una carcajada porque estaba en un sitio “serio” ….claro que debo entonar el mea culpa, a ver que leches hago yo conectada en lugar de atendiendo lo que debía atender jaja
    Muy bueno ¡¡
    Es que a cualquier cosa se le llama deporte si le pones el ing detrás, lo del puenting es la evidencia.
    No entiendo yo esta cultura del gimnasio y todas sus mandangas. Yo camino, nado, bailo y monto en bici, y para nada de todo eso necesito un gimnasio…. por lo que me cuentan, porque yo no he pisado un gym en mi vida ni lo pienso hacer, es un nuevo escenario de relaciones sociales.

    Saludos y excelente entrada como siempre llena de humor 🙂

  5. srajumbo dijo:

    Jjaja…no eres deportista si no te gastas antes un pastón en ropa técnica que combine entre si, un cuenta pasos o pulsaciones, mp3 especial para deporte, app para el móvil para contar todo, y of course… detallar todo en face a tiempo real con selfie incluida. ¿Correr? Que vulgar…

  6. Jajajaja,estoy totalmente de acuerdo.Estamos en una época de gilipollismo generalizado en cuanto a deportes. Gente vestida de Astraco por la calle con canillas y colores flúor mirando al resto de mortales como si fueramos anormales. Yo salgo a correr a mi aire como si estuviera loca con unas zapatillas de los chinos y lo q pille por mi casa, de toda la vida se ha usado la ropa viejuna para eso. Eso de pagar un gimnasio para andar en una cinta mirando a la calle… Eso es de tarado mental, ¡anda directamente por la calle! ¿Pero qué les pasa? Quien tiene gasta, y si es para ver flipados gritando mientras levantan pesas queda muy in.

  7. Pingback: ENTENDER EL DEPORTE MODERNO — borderline – Al Servicio del Deporte

  8. sportes11 dijo:

    Entretenido el tema y muy real a como se vive en el mundo actual, con una innumerable cantidad de nombres tan tontos pero tan correctos para el negocio por que de lo que antes era solo trotar ahora nos venden que hay 20 formas de trotar y correr y cada una de esas formas tiene su adecuada indumentaria y asi vendernos mas zapatos, sudaderas, mallas, calzones, calcetines, sujetadores, bebidas etc.

  9. Pingback: ENTENDER EL DEPORTE MODERNO — borderline – Mejorando con Alexander

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s