DICCIONARIO DE LAS BOCINAS O……. BOCINARIO (1 DE 2)

Como lenguaje que es, con sus signos, sus entonaciones, su vocabulario y sus variaciones locales, el lenguaje de la bocina o bocinés viene a depender del contexto en el que se esté practicando. Aunque accesorio del vehículo, la bocina y su forma de hacerla sonar es en sí todo un sistema de signos que nos sirve para hacernos entender en determinadas circunstancias, es decir, un lenguaje.

En el lenguaje patrio, con el que nos comunicamos o, al menos, lo intentamos  la mayoría de los ep-pañoles (Algunos, en su escala evolutiva no han llegado siquiera a la capacidad de hablar), no es lo mismo la reacción de tu mejor amigo tras haberle contado cómo te trajinaste a la Jenny, mujer inaccesible a la par que calentorra, cuando te dice “¡Pero qué hijoputa que estás hecho!”,  summum de la admiración pero no un insulto, que la reacción del marido de la Jenny cuando, llegando del trabajo más pronto que otros días, os pilla a ti y a su mujer retozando en su lecho marital. Él, antes de liarse a hostias contigo pronunciará: “¡Pero que hijos de la gran puta!” en una actitud que no es para nada admirativa sino más bien deseándote todo el mal que te puedan acarrear los dioses y como preludio de la mano de tortazos que te va a soltar a la que consiga cerrar la boca, abierta por tamaña impresión.

Con el lenguaje de las bocinas ocurre algo parecido. Una pitada larga puede significar una protesta o cabreo monumental si se te acaba de cruzar un conductor y te ha hecho pegar un frenazo que has dejado las marcas de los dientes en el volante, o querer decir que te ha dado un mareo y se te ha caído la cabeza sobre la bocina presionándola involuntariamente.

  • Un pitido corto, casi temeroso puede querer indicar al conductor que está delante de ti en el semáforo que este ya se ha puesto este en verde y que es hora de ir saliendo. Pero sin ánimo de gresca, con un objetivo meramente informativo.

  • Si el pitido corto proviene, por el contrario, del coche que está delante significará: “Perdona tío, es que me he despistado con el guasap”

  • Un pitido como un 50% más largo que el anterior, en la misma situación viene a significar: “Y este Tolay…¡Venga que es “pa” hooooyyyyy! ¡Despiertaaaaa!”

  • El mismo pitido efectuado por el conductor de delante se traduce como:”¿Con que tienes prisa, verdad, gilipollas? Pues ahora vas a salir cuando a mí se me ponga en los cojones (O en los ovarios si en lugar de conductor es conductora).

  • Un pitido estridente y continuado más allá de los quince segundos quiere decir: “¡O arrancas o te empujo, que te vas a reír de tu puta madre!”

  • El mismo bocinazo, efectuado por el conductor de delante querrá decir algo así como :”¡Que sepas, pedazo de cabrón, que tú también tienes madre. Y que es bastante puta por otra parte!”

  • Y si el pitido prolongado es coincidente en ambos coches estará representando una escena de la berrea en la que los dos ciervos entrechocan las cabezas y los cuernos mientras emiten bramidos guturales de muchos decibelios.

  • Desde el vehículo de delante, un pitido largo pero entrecortado, reforzado por una mano asomando por la ventanilla con los dedos meñique e índice estirados y el resto cerrados significa: “¡Ponte unas hélices en los cuernos y pasa por encima si tienes huevos!”

  • El conductor de detrás, consciente de que no es capaz de volar, saldrá del coche y mientras toca la bocina indiscriminadamente con la mano derecha metida por la ventanilla, con la mano izquierda imprimimirá un movimiento prensil masajeándose soezmente el DVD (Aparato reproductor)

  • Si ninguna de las bocinas está sonando significará más que nada que a ninguno de los dos conductores, que andan revolcados dándose de leches entre los dos coches, les llega la mano hasta el volante para pulsarlas.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Revueltos mentales. Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a DICCIONARIO DE LAS BOCINAS O……. BOCINARIO (1 DE 2)

  1. torpeyvago dijo:

    ¡Juerl! La Real Academia del Bocinés por fin onlain. falta nos iba haciendo, porque yo el otro día casi me pego con una señora en el parcamiento del lídel, y lo único que quería la pobre es que le quitase la rueda de encima del pie de su madre. Claro, que su costillo que iba de paquete ni se inmutó. ¿Estaría sordo o le tiene poco apego a la suegra?

  2. Nieves dijo:

    Jajajajajajaja Buenisimo!!!!!! Y es que lo he visualizado todo!!!! Que panzá de reír oyes!!! Besos

  3. antoncaes dijo:

    Cuando a mi me tocan el pito normalmente yo toco los huevos un rato. 😉 Y todos sabemos lo que quiere decir. 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s