Poema dedicado… al inodoro. A la taza del váter, sí ¿Pasa algo?

Sentado en la soledad de mi trono

medito lo divino y lo humano,

aliviando conflictos más mundanos

y sumido en el más plácido abandono.

De repente compruebo, avergonzado,

¡Inexcusable,  cruel e injusto mundo!

que por considerarte objeto inmundo

ninguno tus bondades ha ensalzado.

Quisiera yo enmendar falta tan grave

y tu bandera enarbolar ufano.

Infatigable notario de anos

que de la humana alegría eres llave.

Eres un elemento imprescindible,

el más útil de todos los enseres.

Una gran bendición del cielo eres,

la más grande felicidad posible.

Tigre, taza, excusado o inodoro,

cualquiera de tus nombres me complace.

Tan grande es el placer que de ti nace

que más que a muchas cosas te valoro.

Hoy,  taza del váter, cantarte quiero,

de mis cuitas discreta entendedora,

tan bella como la más bella aurora,

por ti ,querida mía, de amor muero.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Poemas con mucha sensibilidad. Guarda el enlace permanente.

17 respuestas a Poema dedicado… al inodoro. A la taza del váter, sí ¿Pasa algo?

  1. ¡¡¡No pasa nadaaaa….!!!!
    Muy bueno, si señor…!!!

  2. Jajajajjaja, si no fuera por estos momentos y por los que pasamos en el váter…

  3. Junior dijo:

    Yo es el unico momento que soy feliz, cuando estoy sentatado en el trono, has me duermo jajajaj

  4. cmacarro dijo:

    Ten cuidado, que luego salen las almorranas por estar demasiado tiempo sentado, ja,ja,ja

  5. antoncaes dijo:

    Ah, para un servidor la sala de pensar es el lugar donde mas reflexiones se hacen, más problemas se entienden y cuando estos son una mierda la cadena se encarga de hacerlos desaparecer, lo que es algo loable es que con los pantalones bajados no hay reyes, ni condes, ni plebe que ante un váter no se doblegue. 😉

  6. torpeyvago dijo:

    ¡Doncellas y dueñas! ¡Pajes y mozos! ¡Acudan todos a tan magno acontecimiento!
    Hoy proclamamos el día del santo retrete, del lugar al que nos retiramos para comprender mejor el mundo y aliviar tensiones, para comprimir pensamientos y expandir ideas, para apretar conceptos y explayar sueños.
    ¡Oh, tú, dechado de virtudes! ¡Bacín infinito de las cosas del humano ser! ¡Tragaldabas y depositario de nuestros problemas!
    ¿A cuántos de nosotros has visto con cara compungida por el esfuerzo? ¿Cuántas fuerzas en pequeños cuerpos y cuanto estreñimiento en otros grandes?
    Excrementos jayanes, heces conejiles, orinas contundentes o tremebundas, micciones leves o mínimas, de todo eso te encargas. Y de los deseos que les afectan: «Este cuesco pa mi suegra», «Esta boñiga pa mi jefe».
    ¿Cuántas sinfonías, novelas, guiones, pinturas, obras de teatro se han gestado al aliviar la carga orgánica y psíquica del día? ¿Cuántas estrategias, proyectos, obras se han elucubrado al evacuar? ¿Cuántas políticas, órdenes y mandatos? Y todos salen como las heces: unos bien y otros mal.
    Sólo nos queda decir: ¡Gracias!

  7. cmacarro dijo:

    Gracias a ti por tan sin par comentario. Queda, pues, demostrado que existe un nexo entre el espíritu y la carne. Un abrazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s