PEQUEÑO CATÁLOGO DE PERSONAJES IBÉRICOS: El adolescente impertinente

En esta peculiar tierra que hemos dado en llamar Ep-paña, quizás por la dureza de la misma, tierra de mujeres y hombres recios, quizás porque es un país al que cuando nació le faltó el oxígeno, quizás por otras circunstancias imposibles de determinar, surgen unos personajes a cada cual más exclusivos, más característicos, más… especiales.

La intensa fragancia conocida como “The Deep Spain eau de toilette” impregna de cuando en cuando el ambiente que nos rodea y nos llega a embriagar y a entontecer de tal forma que somos incapaces de ver determinados comportamientos como anormales que son y acabamos conviviendo con especímenes que conforman el tipismo hispánico transformándose acto seguido en personajes tópicos que intentaremos describir en este sexudo estudio (No me mires así, he puesto sexudo con X porque hago el estudio porque me sale de los … ya te puedes imaginar).

EL ADOLESCENTE IMPERTINENTE

Es este un personaje muy generalizado en Ep-paña, aunque también se halla muy extendido por el resto del mundo mundial. En eso no tenemos la exclusiva.

Nacho, es un chaval de trece años al que, como a todo adolescente que se precie, la vida trata injustamente. Incomprendido hasta límites insospechados busca consuelo y su lugar en el mundo a través de una pantallita de cinco pulgadas. Cuenta con un montón de horas de vuelo en you tube, ese canal misterioso que les distrae, les abstrae, les retrae… y les contrae el cerebro sin que los padres lleguemos alguna vez a enterarnos de qué narices es lo que tienen que estar visionando a todas horas del día. Llegado el momento fatídico, lo único que podremos constatar es… que hemos perdido un hijo… y hemos ganado un trozo de corcho.

Es cazador… de Pokemons, por lo que al Smart-autismo propio del propio Smartphone hay que sumarle el pokeautismo propio de esta nueva aplicación, que ataca las neuronas no solo a los adolescentes sino a los preadolescentes y a los postadolescentes. A todos.

Si un adolescente de los años setenta vivía en un mundo pseudoonírico (Entonces no existía la palabra virtual) que él mismo se imaginaba, ahora no tiene que esforzarse si quiera en usar la imaginación. Todo se le da mascadito a través del teléfono en forma de aplicaciones a veces absurdas (Aplicación para ver las estrellas en tiempo real, aplicación para saber qué tiempo está haciendo en el lugar donde nos encontramos, aplicación para escuchar la radio ¡En directo! (Se ve que el uso de los aparatos de radio es desconocido para ellos), aplicación para guasapear con los colegas del grupo que van caminando a tu lado… En fin, demasiadas aplicaciones con pocas aplicaciones.

Hay varios momentos críticos durante el día del adolescente impertinente en los que lo pasa realmente mal, se agobia y puede incluso llegar a ponerse agresivo con su familia, con sus amigos y con el mundo en general, que son:

1.- El terrible instante en que, caminando cual zombie por la calle, móvil en mano, se percata (error grave, gravísimo) de que se le ha olvidado cargar el teléfono y le queda un 25% de batería.  Shock tremendo que les hace respirar entrecortadamente con un incipiente ataque de ansiedad.

2.- Cuando se corta el wifi de casa y hace ya una semana que se le acabaron los datos. Entonces se pone muy irritable y manda a paseo a cualquier miembro de la familia con el que se cruza, da patadas al gato… Esto dura lo que la compañía telefónica tarda en reparar la avería, tiempo que el adolescente dedica a acosar cada media hora a sus padres con la insistente pregunta: “¿Has llamado ya? ¿Has llamado ya?

3.- En el baño, el rato que se está duchando. Al menos hasta que no fabriquen un móvil que se pueda mojar y que tenga una aplicación para que una de las caras se convierta en esponja y se pueda ver youtube al tiempo que se frota uno la espalda.

Dura pugna esta entre la tecnología y los instintos animales aunque hay que constatar que, finalmente hay tiempo para casi todo, para el móvil, para las series, para la música, para los amigos… y, por supuesto, para las pajillas, propias de la edad. El resto del mundo (su habitación, por ejemplo) no existe a tenor del estado de leonera en que la ha convertido y donde parece sentirse en su hábitat.

Es una incógnita saber cómo serán de adultos estos chicos, pues la invasión de los Smartphone es reciente y carecemos de un histórico de datos como para llegar a hacernos una idea, aunque…

creo que la cosa no pinta nada bien.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Revueltos mentales, Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a PEQUEÑO CATÁLOGO DE PERSONAJES IBÉRICOS: El adolescente impertinente

  1. torpeyvago dijo:

    Bueno, yo no criticaría demasiado, porque he sido adolescente hasta hace poco —y voy para el medio siglo, pero es que el pavo me ha durado mucho; se ve que soy cuidadoso—. Y un adolescente encontrará la manera de ser gilipollas sin necesidad de ayuda —vuelvo a insistir en mi experiencia—, aunque reconozcámoslo, eso sí, appgilimusezadolescente en appstore ayuda mucho.

    • cmacarro dijo:

      Me siento identificado contigo. A falta de granos en la cara y las cuatro o cinco pajillas diarias, el resto de los síntomas sigue siendo el mismo. Abrazos

  2. Muy buena descripcón 🙂
    Un abrazo.

  3. Tengo en estudio a tres de estos especímenes y la conclusión a la que estoy llegando es que no sirven más que para crisparme los nervios así que he puesto un anuncio donde los cambio por tres ratones de laboratorio y pago los gastos de envio

    • cmacarro dijo:

      Ja,ja,ja. Me parece a mí que con la edad que tienen nuestros pavetes ya no nos los cambian en garantía. Además, si todos hemos sido poco más o menos iguales…

  4. 😀 😀 😀 mismos síntomas, diferentes gadgets.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s