HOGAR, DULCE HOGAR

Amig@s, permitidme una reflexión sesuda (que no sexuda) y muy profunda, fruto de una larga temporada con poquito que hacer y conexión precaria a internet.

Todo lo que va… vuelve. Todo lo que sube… baja. Todo lo que entra… sale. Todo lo que empieza… acaba.

Ya, ya sé que leyendo estas líneas vuestros primeros pensamientos se dirigen vaporosos hacia donde se dirigen. No es mi culpa el que tengáis la mente un poquito dispersa, un poquito, digamos… calenturienta.

Aviso de que no hablo de sexo.

Hablo ¡Cómo no! de las vacaciones de verano, como no podía ser de otra forma dadas estas fechas entrañables de retornos varios.

Nos las prometíamos muy felices  cuando iniciábamos un bisoño mes de Agosto lleno de planes, de buenas intenciones, de proyectos aplazados durante el año, solo realizables durante esas cuatro semanas de asueto que, merecidas o no, nos corresponden cada año, si es que somos de los pocos afortunados que tenemos un trabajo estable. Porque para otros muchos, trabajo es work y mesa es table, sin más.

Hacer deporte, leer,  adelgazar, tomar el sol y broncearnos un poquito, profundizar las relaciones familiares, follar mucho…

Y acaba el mes arrojando unos decepcionantes  resultados que en nada se asemejan a lo planeado.

Venimos fofos porque por fin nos ha quedado claro que ver los JJOO tirados en el sillón ¡NO ES HACER DEPORTE!, si acaso nos hemos leído el Marca o el ¿Qué me dices?, lo cual está por determinar que sea realmente leer, venimos gordos como manatíes porque para tapar miserias psicológicas y carencias afectivas nos hemos arrojado desesperados a los brazos de la Mahou y de las raciones de pescaíto frito, blancos como la nata (O rojos como las gambas rojas) porque broncearse (tomar color de bronce) es algo que solo pasa en las películas y, bueno, a Julio Iglesias. En nuestra relación familiar hemos profundizado, sí, pero para intentar enterrarlas lo más profundamente posible. Ya no aguantas a los tuyos, y menos a los que no son tuyos, como tu suegra y tu cuñado.

¿Y de follar?…  De follar ni hablamos a nada que seamos un poquito sinceros.

Ahora soy realmente consciente del pijoconcepto “Depresión postvacacional”.

¿Qué para qué sirven entonces las vacaciones de verano?

Visto lo visto para desear con ahínco que terminen y volver a la rutina. La vuelta al cole, la vuelta al curro, la vuelta a la liga, la vuelta a la compra en el Mercadona… aunque muchos hemos seguido haciendo la compra en esta omnipresente cadena valenciana que prolifera por cualquier parte, como la mala hierba; perder de vista al gañán de tu cuñado y a la bruja de tu suegra, que has acabado hasta los cojones de verles todos los días cómo te dejan sin ensalada, sin patatas fritas o sin Sandevid en cada comida familiar que se ha celebrado durante el mes y que han sido todas porque habéis alquilado, sin tu consentimiento, un bungalow a medias…

En fin, que ya está aquí Septiembre para intentar volver a la normalidad, a la bendita rutina.

¡Menos mal que durante este mes de vacaciones me habéis estado acompañando en el blog!

Siento no haberos correspondido como me hubiera gustado pues internet es un concepto vago y etéreo en según qué sitios de este suelo patrio.

Espero ponerme al día con todas vuestras nuevas entradas e intentar responder como se merecen a vuestros comentarios (No con el “megusta” y “gracias” que es lo que para mí da de sí el intrincado teclado de un Smartphone porque me pierdo si quiero escribir algo más.

 

Nota: Estas reflexiones no tienen por qué ser necesariamente autobiográficas. ¿O… sí?

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Revueltos mentales. Guarda el enlace permanente.

24 respuestas a HOGAR, DULCE HOGAR

  1. luisjuli2 dijo:

    Me has dejado hecho polvo my yo que pensaba que con tanta olimpiada se podía convalidar por hacer deporte!!! En fin, en el próximo agosto no veré olimpiadas y haré deporte.
    Buen septiembre.

  2. marguimargui dijo:

    Ya pensaba que te habías cortado los dedos jajajaja
    un beso

  3. torpeyvago dijo:

    Bueeeeno. Por condiciones de confidencialidad de mi empresa, no puedo hablar de trabajo —y, por ende, si sé lo que significa esa expresión, de las vacaciones—. Por el bien conyugal, no puedo hacerlo de mi suegra ni de mis —sí, en plural— cuñados. Por motivos paternofiliales, de mi relación con la mau y con el blancogás. Por motivos de seguridad nacional e imposiciones de la ONU, de mis relaciones sexuales. Y del resto no me acuerdo.
    Dese, pues, esta entrada por no contestada.

  4. Ainssssss esa vuelta que tan bien pones Cándido que si te trae de vuelta es más amable de lo que ahora metidos en septiembre se siente, pero bueno… es viernes !!! besos enormes llenos de sonrisas 😉

  5. Junior dijo:

    Ya era hora. En total. Solo tienes que hacerme un favor jajajajaj te lo puedo pedir? eso si que puedo jajaja. Mira la bandeja de spam, que tendrás mensajes mios, claro que con el tiempo a mejor se borraron. Me alegro mucho que ya estes aqui

  6. A mi me encanta esa frase de: Que tal las vacaciones, ¿bien o en familia?. Real como la vida misma. Menos mal que en todo momento te ha acompañado la mahou, que si no….

  7. antoncaes dijo:

    Ya me había quedado sorprendido en más de una ocasión las respuestas tan parcas y lacónicas me habían empezado a dar que pensar.

  8. Gustavo dijo:

    Muy buena escritura, quede anonadado.

  9. Pues las vacaciones sirven, creo yo, pata echarlas de menos cuando pasan, y pensar en lo siguiente…….. y también para hacer deporte olímpico, jejeje !

  10. Poli Impelli dijo:

    Aquí ya empieza el calorcito y Septiembre es el mes bienvenido de primavera, esperando pronto no ver más guantes, bufandas y hasta Abril broncearnos como… bueno, como se pueda.
    Tus palabras me han servido de “preparación mental-físico-emocional” para no invitar a suegras ni cuñados. 😛 jajaja.
    Que sea un buen comienzo de actividades.
    Abrazos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s