MIL Y UNA MANERAS DE MORIR… POR CULPA DEL TELÉFONO MÓVIL

CASO 2

Arturito ha ido a pasar el finde a los sanfermines, porque él lo vale. Viste, como es preceptivo, de blanco con un pañuelico rojo al cuello.

Ha estado entrenando varias semanas para no hacer el gamba en los encierros y allá que se encuentra preparado en la calle Estafeta, Marca en mano, a la espera de que los astados comiencen a correr persiguiendo vertiginosamente a los temerarios mozos.

En esos segundos previos en que se masca la tensión y el nerviosismo, Arturito recibe un wasap y en un acto instintivo decide leerlo por si es algo importante, más incluso que jugarse la vida delante de los toros. El mensaje no lo es tanto, más bien es un mensaje innecesario, inoportuno y, sobre todo, tonto, tonto, muy tonto. De su novia que le desea suerte en el encierro. Pero los segundos perdidos son vitales, los toros ya se han puesto en marcha y Arturito se encuentra frente a un morlaco de seiscientos kilos que le mira con cara de curiosidad taurina. Arturito, que es gilipollas, ya no me cabe duda alguna, decide aprovechar que tiene el teléfono en la mano para hacer una foto al peligroso animal, en su propia jeta, quizás sea su peculiar forma de expresar el bloqueo mental que la situación le ha provocado.

El toro, comprendiendo que ese humano carece del más mínimo sentido común, decide no atacarle por considerar que debe tener alguna grave tara y no sería noble por su parte empitonarle en tan precaria e indefensa situación.

Pero no ocurre así un segundo toro que se ha acercado por la espalda de Arturito, y no ha tenido oportunidad de percatarse de que es un ser mentalmente débil y que le acaba de meter el cuerno por el esfínter hasta la boca del estómago agujereándolo sin misericordia. Lo único que le da tiempo a Arturito antes de fenecer corneado es a mandar la foto de la cara del toro a su grupo de Instagram. No llega a poner ningún comentario al pie por razones obvias.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Revueltos mentales. Guarda el enlace permanente.

20 respuestas a MIL Y UNA MANERAS DE MORIR… POR CULPA DEL TELÉFONO MÓVIL

  1. Junior dijo:

    Carece de sentido común y ahora que se jorobe, porque es tonto el Arturito.

  2. Óscar dijo:

    Creo que no es el móvil el que mata… Es el WhatsApp! Aplicación del malino

  3. antoncaes dijo:

    Pobre Arturito y pensar que a la Mari Loli le hicieron canción por una acción igual (aunque entonces no había wasap)

  4. marguimargui dijo:

    Hoy a mi hija pequeña le ha dado por practicar la escalada en la playa, se ha calzado sus pies de gato y la mamá que soy yo, se ha hinchado a hacer fotos y mandarlas a la familia al mismo tiempo… Cuando iba por la mitad de la pared … Jjj por fin me di cuenta del ostion que se iba s meter

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s