EL CAMPING

DEL PRÓLOGO DE “¿SABES LA ÚLTIMA?”

http://www.bubok.es/libros/240003/Sabes-la-ultima

portada

 

La gente que hace camping dicen que está hecha de una pasta especial.

Puede que sí. No lo sé. Yo me toco… y me veo normal pero… todo puede ser.

Lo que sí está claro es que hacer camping es una forma diferente de pasar las vacaciones. Diría más incluso, es algo así como una filosofía del ocio.

 

Pero… ir de camping… ir de camping tiene un no sé qué que qué sé yo que acaba enganchando. Uno se convierte en un “campingadicto” sin darse cuenta. Mira si no a Edelmiro.

Quizás sea la posibilidad de decidir en el último minuto el destino, playa o monte, turismo cultural o excursiones a la naturaleza… o simplemente descansar… tal vez saber que vayas donde vayas siempre estás en tu casa, duermes en tu cama, comes en tu salón… a lo mejor es el reencuentro con amigos de otros años… puede que sean los mojitos a la luz de la luna relajados, en la tumbona, con buena conversación y compañía… o incluso leer un buen libro a la sombra de una morera… es posible que sea el olor a café con leche al sol de la mañana, mientras escuchas a los pájaros que se acercan para que les eches unas migas de magdalena… o el aroma que desprende la barbacoa a medio día mientras asas unos chorizos o unas chuletas… quizás sea la tranquilidad con la que dejas a los niños pulular por el recinto haciendo amigos… o la cerveza fresquita que te tomas mientras esperas a que se acabe de hacer la comida… a lo mejor son las estrellas que salpican el “techo” mientras charlas con tu mujer/marido haciendo planes para el día siguiente…, planes que llevarás a cabo… o no… ya veremos cómo se levanta el día… improvisando…

¡Hay tantos momentos agradables…! que sería muy complicado quedarse con uno en particular.

¿Qué por qué hago camping?

¡Y yo qué narices sé! Porque me siento bien cuando lo hago ¿Se necesita alguna razón más?

De lo que estoy seguro es que para ser campista es necesario sufrir una pequeña dosis de locura, una locura cuya medicina no es otra que… ir de camping.

Por eso, en Forocamping hemos tenido la “loca” idea de recopilar experiencias, historias, relatos y sentimientos. Para que el que sea campista pueda sentirse identificado con todos ellos y para el que no lo sea pueda acaso intuir lo que se está perdiendo.

Todo ello hilvanado por el buen rollo, el sentido del humor como hilo conductor de todas las historias que se cuentan en este libro. Para que quien lo lea saque la misma y divertida conclusión y acabe diciendo: Estos están locos…

¡Locos por el camping!

 

Lo dicho, que los que hemos caído en las garras del campismo y hemos tenido en algún momento de nuestra vida la suerte de haberlo podido probar, hemos sentido “La Revelación”. No vamos a ponernos impertinentes con los que por una razón o por otra no han sido tan afortunados. Si este libro sirve para “captar” algún adepto, bienvenido sea. Si sirve para pasar un buen rato, bienvenido sea también. Y si sirve como una pequeña muestra de lo que se puede llegar a vivir en un camping, pues no es mal objetivo tampoco.

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Publicaciones. Guarda el enlace permanente.

15 respuestas a EL CAMPING

  1. marguimargui dijo:

    Dicho lo cual, anuncio, que lo pintas rebonito, mas…. yo no lo tengo claro,….

    • cmacarro dijo:

      Si quieres puedo hacer una disertación teórico escatológica sobre el camping, para quitarte las ganas, ja,ja,ja. Bueno o si tienes un rato léete el libro que ahí está todo explicado con pelos y señales (más con pelos que con señales)

      • marguimargui dijo:

        Podría yo explicarte cómo se me estreñiría el cuerpo solo de pensar en compartir baño con otros 200

      • cmacarro dijo:

        En el libro hay un apartado que se titula “Temás tabú en el camping” Seguro que cualquier cosa que se te ocurra ya la ha sufrido alguien, ja,jaj,a

      • marguimargui dijo:

        Jajajaja, suelo ser muy desgraciada en estos temas …
        Y si!!!!!!!!ya me leo tu libro coño!!!!!!

      • cmacarro dijo:

        Joé, creí que no pillabas la indirecta, ja,ja,ja. Solo una cosilla: el libro no es solo mío, lo hemos escrito entre un montón de foreros de Forocamping.com (Locos por el camping)

      • marguimargui dijo:

        Menos mal…. Jajaha que lo tonto Jajaha, y suelo pillar las indirectas a la cuarta o quinta

  2. torpeyvago dijo:

    ¡Leshes! ¿Cómo se me había escapado éste? Otro «pa» la lista.
    PS.- Yo reconozco que no soy de esa pasta especial. En verano, época vacacional, me toco y estoy sudaillo y lleno de pelillos; huelo a una mezcla entre tigre y gallizana: homínido común y corriente. Se ve que soy tan perezoso que me va el hotel. Y soy tan pobre que acabo en mi casa, tumbado en una hamaca en el patio.

    • cmacarro dijo:

      Ja,ja,ja Tenemos que hacer un mano a mano de descripción de gañanes. O lo que te se antoje. Que no digo que tú lo seas váaaargame er señol, peo me encanta tu estilo.

      • torpeyvago dijo:

        Bien sabes que lo que escribimos tiene como base nuestra experiencia. No es que yo no sea gañán por vocación. No lo soy por vago. De pequeño quería ser policía como Starquijás, cosmonauta, escritor, ginecólogo de chicas jóvenes y complacientes, pero, sobre todo, quería ser gañán. Pero hay que trabajar mucho. Después de arar con mula, recoger patatas a mano, vendimiar, ir a la almendra, y alguna cosa más, quedé desengañado: ¡¡No tenía madera de gañán!! —todo eso he hecho de verdad, y de verdad que cansa «muuuncho»—. Y es que «pató» hay que valer.
        Y que cuando tú digas nos damos a la descripción y diccionario del homo suido.

      • cmacarro dijo:

        Permíteme un inciso de reil o chiste: Van dos por el camino tirando de un mulo y se escucha tremendo pedo en el silencio de la noche. Le pregunta uno al otro: -¿Quién ha sido? ¿Tú o el mulo? a lo que responde el otro: -He sido yo.
        -Ya me parecía un pedo demasiado bestia como para que hubiera sido el mulo.

        Ahora me busco una vara y me curto el lomo a varazos, por malo.

      • torpeyvago dijo:

        Jajaja, yo en venganza te dejo dos:
        1.
        —Emeteria, échate un cuesco como el de ayer.
        —Cate, nene, me se sequen los puntos.
        2.
        Andan por el campo un padre y un hijo. En mitad del paseo oyen silbar y dice el hijo:
        —¡Tó, paaapa! ¿Qué es eso?
        —Eso, hijo mío, es un gañán…
        —¡Anda, paaapa, péscame uno vivo!

        Y yo no me pienso varear ¡Ni que fuese una oliva! 😛

      • cmacarro dijo:

        Juas,juas, juas. Buenismos.

  3. Nieves dijo:

    Este Edelmiro es mi ídolo, yo odio el camping! Muases infernales.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s