PERSECUCIÓN FANTASMAL

Extracto de ¡OLE MIS COJONES!Portada 040614 II A 25

…De nuevo viajábamos razonablemente relajados atravesando la famosa huerta murciana, con sus excepcionales plantaciones de hortalizas y sus numerosísimos árboles frutales de todo tipo. Y ¿Por qué no decirlo? con ese olor característico a abono natural, es decir, a caca, que suele inundar aquellos fértiles campos.

A pesar de que no había apenas tráfico, en una de las múltiples miradas al espejo retrovisor divisé muy a lo lejos un camión grande. Deduje que debía de tratarse de uno de los muchos vehículos pesados que circulan por aquellas carreteras distribuyendo a España y al resto del mundo, los excelentes productos que por allí se dan, tanto cárnicos como hortofrutícolas. Por eso no le di mayor importancia.

Sin embargo algo, quizás el reciente recuerdo de las experiencias pasadas, me decía que debía permanecer alerta.

Involuntariamente volví a echar un segundo vistazo en un muy breve espacio de tiempo a través del retrovisor.

¡La madre que me parió! Aquello me pareció increíble, impensable, inesperado, irracional, terrorífico, aberrante, siniestro, imposible…

La cabina del camión que acababa de ver hacía unos segundos como a un kilómetro de distancia detrás de nosotros, ahora llenaba por completo nuestra luneta trasera.

Era imposible. Había recorrido toda esa distancia ¡En menos de cinco segundos!

Aquello no podía ser obra más que de quien era: El maléfico y fantasmal espíritu que nos perseguía que se estaba volviendo ya…demasiado cansino.

No me lo podía creer. Allí estaba de nuevo, y a lo que parecía, mosqueado como un mono, un mono del más allá eso sí, aquel espanto de criatura a la que no habíamos conseguido ver pero sí tocar. Bueno, para no faltar a la verdad él era el que había conseguido tocarnos a nosotros, y varias veces con demasiada contundencia.

Virtudes, cuando se dio cuenta de la magnitud de lo que se nos venía encima en forma de camión de gran tonelaje se derrumbó psicológicamente y comenzó a chillar, perdido el control y totalmente histérica.

Pisé a fondo el acelerador y conseguí separarme de aquella mole de hierro y ectoplasma unos metros, pero aunque pude tener una mejor perspectiva del parabrisas de nuestro perseguidor, no pude ver nada más que el reflejo del sol en él.

El camión se nos volvió a acercar a una velocidad imposible, pero ahora no se conformó sólo con eso. Sentimos un violento impacto por detrás que nos impulsaba hacia delante haciéndome perder el control de nuestro vehículo por un momento.

¡El gran guardabarros cromado del camión nos estaba impactando!

Virtudes, aunque nunca había pasado por devota, rezaba.

Gracias a aquel curso de pilotaje que me empeñé en hacer en el Jarama a pesar de la férrea oposición de Virtudes siempre preocupada con el tema económico, pude hacerme con el coche que comenzaba ya a dar peligrosos bandazos.

No hube hecho más que estabilizarlo cuando volvimos a sentir un segundo empellón por detrás. La cosa se estaba poniendo pero que muy fea. Si el camión continuaba embistiéndonos de aquella forma tan brutal no íbamos a tardar mucho en salirnos de la carretera.

Intenté despistar al ectoplásmico conductor acosador que nos perseguía dando un volantazo y cambiándome de sopetón al otro carril. Mi intención era, una vez liberados por detrás de la mole de hierro, frenar violentamente para que el camión con su inercia nos adelantara y pasara de largo. Comprendía que era una maniobra muy arriesgada y demasiado peligrosa, pero de alguna manera tenía deshacerme de tan incómodo compañero de viaje o la cosa iba a tener consecuencias mucho más serias…

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Publicaciones. Guarda el enlace permanente.

9 respuestas a PERSECUCIÓN FANTASMAL

  1. icástico dijo:

    Libro terminado (por desgracia 😉 )

  2. Nieves dijo:

    Que me he perdido? Donde empieza esto? dame datos que estoy en babia!

  3. Sabes muy bien qué parte poner para que nos den ganas de leerlo… Eres listo, Candi, muy listo.

  4. srajumbo dijo:

    Ya empezamos con las historias para no dormir?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s