ADIDAS 45

borderline

—Padre ¿Tú crees que hay algo ahí fuera que sea más grande que nosotros?

—Claro hijo. ¿Acaso concibes que todo nuestro mundo, en su perfección, haya podido surgir espontáneamente? Nuestra sociedad es demasiado perfecta para que no sea la obra de un supremo creador.

—Hombre, perfecta… padre… no es. Cualquiera puede darse cuenta de que en nuestra organización existen fallos, errores que no son dignos de haber sido cometidos por alguien a quien le suponemos infinita bondad y sabiduría.

—Incluso así, hijo, nuestros fallos como individuos o incluso como sociedad son la muestra de que el supremo hacedor nos deja actuar a nuestro libre albedrío. Es parte de nuestro aprendizaje, de nuestro camino hacia él. El mal y el bien se encuentran ambos en la misma moneda, uno es la cara y el otro la cruz.

—Pero padre, ¿Cómo es posible creer en la existencia de un ser superior que…

Ver la entrada original 599 palabras más

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.