SEÑALES

A veces algunos nos obcecamos en querer interpretar las cosas normales y corrientes que ocurren a nuestro alrededor como si fueran una suerte de avisos o señales que nos son enviadas desde el más allá, o desde un imaginario mundo paralelo (para lelos), o desde una dimensión desconocida… Pájaros que vuelan a diestra o a siniestra… casualidades interpretadas como causalidades porque sí, porque yo lo valgo… oráculos de andar por casa…

A otros les da por afeitar bombillas…

Seguramente que no sean más que manías, invenciones de una mente calenturienta y a veces, quizás demasiadas, ociosa o enferma.

Por eso, en las escasas ocasiones en que uno está en “modo racional” y autocrítico suele hacerse una serie de preguntas clave para desbaratar todo este misterioso y esquizofrénico entramado mental:

¿Señales? ¿Y me las tienen que mandar precisamente a mí? ¿Y solo yo tengo la capacidad para interpretarlas? ¿Acaso soy… el elegido? ¿Elegido… para qué?

Nos basta entonces contestarnos con sinceridad a esas mismas preguntas para desmontar tales absurdas teorías dándonos un baño de lógica y sentido común  y llegamos a la sabia conclusión de… que debemos dejar los porros… o el whisky… o los tranquilizantes…  o de ver Cuarto Milenio… o lo que quiera que tomemos que consiga obnubilar nuestro cerebro… o simplemente pedir cita al psiquiatra, aunque sea el de la seguridad social para que nos ayude a rehabilitar nuestras maltrechas estructuras de pensamiento.

Tomamos entonces aire para aguantar los siguientes envites paranormales (para anormales) salvo que ocurra algo que vuelva a hacer flaquear nuestros propósitos racionales. El ciclo entonces se vuelve a cerrar.

Pido perdón a quién haya tenido el cuajo de leer hasta estas líneas. Sé que ha sido un tocho metafísico que le acabo de meter a traición y sin lubricante, pero tenía que hacerlo para aprovechar el influjo de la botella y media de Sangre de Toro que me acabo de meter para el cuerpo.

El caso es que esta mañana, conducía por la autopista como cada mañana, entre relajado y somnoliento, hacia el trabajo. Iba por mi carril derecho y a lo lejos he divisado un autobús que circulaba por el mismo a menor velocidad que la mía. He optado por lo de siempre, continuar por el mismo carril hasta llegar a unos 100 metros de él y rebasarle. Pero cuando he ido a cambiarme de carril me ha llamado la atención como un flash fantasmagórico o un aviso de la parca, el nombre de la compañía de transportes, rotulado en la parte de atrás del mismo: “TRANSPORTES VIUDA DE CÁNDIDO”.

Tan pasmado me he quedado que casi me empotro con el autobús leyendo una y otra vez el rotulito de marras. ¿Viuda de Cándido?

Sí. Ya sé que te parecerá una gilipollez pero… ¿Y SI ES PREMONITORIO?

Vuelvo a dudar. ¿Será una señal?

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Revueltos mentales. Guarda el enlace permanente.

15 respuestas a SEÑALES

  1. No creo que sea una señal de nada sólo un nombre desacertado para una empresa…

  2. cmacarro dijo:

    Calla, calla, que todavía estoy acojonadito.

  3. bypils dijo:

    Tiene su punto de mal fario…Tengo un antídoto: te pones un tanga de leopardo ( imprescindible), esperas a la luna menguante ( debe estar a menos del 70%…Igual, hoy, ideal, sales al jardín o a la calle.Si es en el jardín, abrazas un árbol.Si es en la calle, una farola.Sólo te queda repetir tres veces : larga vida a Cándido.Infalible. El único riesgo son los vecinos cotillas y el arresto por escándalo público…
    Para que funcione mejor aún, te haces un selfy y me lo envías.;-)
    Un abrazo, Cándido
    NB: se me nota que no creo en las señales?

    • cmacarro dijo:

      Lo probaré. Gracias Pilar. Lo probaré todo excepto lo del tanga de leopardo. Es que los tengo todos en la lavandería intentando ablandarle el hilillolculo que con el uso se ha curtido como si fuera una cuerda de cuero.
      Lo de abrazar el árbol me gusta (Espero no llenarme de orugas o de araña roja, o de pulgón…Je,je,je

      • Una lástima que lo tengas en la lavandería… esa “autofoto” abrazado a la farola sería para enmarcar 🙂

        Abrazos!

      • cmacarro dijo:

        Qué duda cabe que marcaría un hito en mi camino hacia los infiernos 🙂

      • bypils dijo:

        Siempre tienes que tener un tanga de leopardo preparado…Has fallado, Cándido.No sé si rojo , tiene el mismo efecto.Igual el de la noche de fin de año?

  4. Uy, yo iba haciendo el testamento.

  5. cmacarro dijo:

    Bah, para lo que voy a dejar en herencia… Cuatro tontas mal escritas y poco más…

  6. Nieves dijo:

    Joder… Pídele daños morales a la empresa por el mal rato y el mal fario, que no es por nada pero huele que atufa desde aquí! No me extraña que te acojones, ademas les exigiría que cambiaran de nombre…. Que repeluz. Un besazo hombre, procura olvidarlo cuanto antes.

  7. cmacarro dijo:

    Quería decir que ya no me acuerdo del incidente. Es lo bueno que tiene ser básico (hombre) 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s