HISTORIA DE LA PALABRA ESCRITA (MÁS CONOCIDA COMO ESCRITURA):TERCERA PARTE

 

El impresentable presente.

Hasta aquí los datos históricos, es decir, el pasado.

Pero lo pasado, pasado está. Por eso nos centraremos ahora en analizar el presente y, con ello, intentar vaticinar el incierto futuro que nos espera a nada que seamos un poquito observadores. ¡Y aunque no lo seamos!, que la cosa va siendo cada vez más que evidente.

Habíamos llegado en disertaciones anteriores a un punto de inflexión en el devenir del concepto escritura, al momento en que el ser humano decide desechar soportes, digamos materiales, para plasmar esa facultad que por un largo período llegó a conseguir que nos distinguiéramos de los bichos (animales irracionales) y utilizar la RED (el limbo) para escribir. Nos hemos lanzado sin saber nadar a una piscina que está llena de unos y ceros. Veremos si no acabamos ahogándonos o los hunos no nos acaban dando por el culo.

Hoy en día, existe una gran proliferación de dispositivos con los que poder escribir y comunicarnos a través del etéreo mundo internáutico, el ciberespacio ¡Joder cómo suena!

Disponemos de ordenadores de sobremesa, portátiles, iphones, smartphones, tablets e incluso teléfonos.

¿Quiere decir esto que estamos mejor comunicados que antaño?

Supongo que la respuesta va por barrios pero a mí me parece que no.

Como nos explicaban en la asignatura de Lengua para que se produzca la comunicación es necesario que haya un emisor, un receptor, un medio a través del que se comunican y, claro, un mensaje. En la actualidad no es posible determinar en qué punto de la película estos cuatro conceptos dejaron de estar relacionados.

Caso práctico.

Antes:

Pepe se ponía en frente María y con cierto nerviosismo por la incertidumbre del resultado le decía:

–         María, estás pa mojar pan y te comería hasta la goma las bragas.

Había dos posibilidades, que Pepe se llevara una hostia con toda la mano abierta de la recatada María o que María estuviera más caliente que una perra y se llevara a Pepe al pajar (Ojo, que el pajar no es el lugar donde se hacen pajas)

Ahora:

Pepe está sentado en un banco junto a María. Las hormonas le provocan un hormigueo en los entresijos. Ambos manipulan un Smartphone de última generación y teclean frenéticamente en él.

Pepe, que siente el llamado de la naturaleza (aunque no es capaz de racionalizarlo como para convertirlo en una conversación inteligible) envía un guasap a María:

–         “qrs rllo?”

María, sin apartar la vista de su pantallita de cuatro pulgadas pincha un “megusta”, envía un emoticono resignado y escribe:

–         “N pdo. tngo l rgla”.

A Pepe no le queda más remedio que joderse y aguantarse o irse al pajar. Ahora sí. Ahora el pajar es el lugar donde uno se aplaca los ardores provocándose una autosatisfacción más que razonable (donde se hace una paja, para que nos entendamos).

Ha existido comunicación en ambos ejemplos, de eso no hay duda. Un emisor, un receptor, un mensaje… pero no me digáis que no queda cien veces más tierna la sutileza de las cosas dichas a la antigua usanza: Te-co-me-rías-ta-la-go-ma-las-bra-gas ¡Coño, si es que es hasta musical!

Además, pasadas unas horas, los mensajes se evaporan y ya nunca más se supo.

Ambos, transcurrido el tiempo, seguirán absortos en sus pantallitas sin percatarse de los estímulos externos y sonriendo con cara de bobalicones uno al lado del otro. Probablemente hasta les atraquen pero no se darán ni puñetera cuenta.

A los que tenemos cierta edad nos alucina, como se decía en los 80, esta fascinante capacidad  de “entrar en coma” que tenemos frente a uno de esos aparatejos de marras. El concepto “autismo” ha ganado una nueva acepción que espero que el diccionario de la R.A.E. recoja en próximas ediciones: Autismo:3) Capacidad de idiotizarse profundamente perdiendo la noción de la existencia frente a un aparato electrónico.

Podremos entonces definir con precisión a ese grupo de amigos que se sientan alrededor de una mesa en una cafetería, todos con el Smartphone en la mano, la vista caída, sin hablar una palabra y el camarero hasta los cojones porque nadie le contesta qué es lo que quiere beber.

O al matrimonio entrado en años ( que esto se extiende como un virus) que van paseando por la plaza cada uno pendiente de su pantalla. Él escuchando el cyberpartido en la cyberradio y ella viendo el cybersecreto de Puenteviejo.

O al bañista cuando vuelve de la playa y le preguntan cómo está el agua y no es capaz de decirlo porque se ha abrasado al sol toda la mañana, sentado en su tumbona, jugando al Angry birds y se le ha hecho la hora de comer.

……. Pero la historia es cíclica. Al menos eso era lo que me decían mis profesores de historia cuando la estudiaba y a mí no me cabe ya ninguna duda de ello. Estoy convencido de que el futuro que se nos avecina acabará cerrando el círculo evolutivo volviendo de nuevo al básico y rudo

HOMBRE DE NEARDENTHAL, posiblemente conocido como homo cretinus (Pero con Smartphone, eso sí)

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Revueltos mentales. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a HISTORIA DE LA PALABRA ESCRITA (MÁS CONOCIDA COMO ESCRITURA):TERCERA PARTE

  1. Dessjuest dijo:

    He decir que la entrada está bien, pero es engañosa, a mí nunca me ha pasado que le dijera lo de la goma de la braga a alguna y me llevara al pajar, es dar esperanzas vanas 😀

    Pero sobre lo demás no puedo sino darte la razón.

  2. cmacarro dijo:

    Te entiendo, Dessjuest. Te pasaría como a mí.Acabarías yéndote al pajar(segunda acepción: Cualquier lugar donde uno se hace una gallarda.

  3. Si es cierto que la “sutileza” es más inmediata y realista a la cara y que hay cosas que la tecnología no podrá hacer opacas nunca reflexiono yo una cosa:
    Si la tal maría es una recatada y quiere partirle la cara a Pepe ¿no es preferible para él que solo pueda enviarle el icono del puño? jajajaja
    Saludos

    • cmacarro dijo:

      Ya, ja,ja,ja, pero convertimos el hecho en algo virtual, sin fundamento, que diría Arguiñano. Donde esté una hostia con “toa” la mano abierta…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s