A MODO DE PRESENTACIÓN

BORDERLINE

Para todo en esta vida siempre hay una primera vez. El primer ma-má, el primer paso, la primera gominola, el primer día de cole, el primer pelo, la primera pajilla, la primera novieta, la primera borrachera en la fiesta de la universidad, el primer polvo, el primer día de trabajo, la primera boda, el primer hijo, el primer divorcio, el primer dolor de espalda, la primera baba en la almohada mientras duermes, la primera e inoportuna pérdida de orina, la primera dentadura postiza, el primer ataúd… bueno aunque normalmente éste suele coincidir también con el último.

Pues eso, que intuyo que esto de los blogs no ha de ser muy diferente.

Éste es mi primer blog.

Como se puede ver con facilidad esto es un blog en obras

DISCULPEN LAS MOLESTIAS

Siempre, cuando uno se enfrenta a una situación nueva no puede evitar sentir miedo. Sí, lo llamaremos con eufemismos como respeto, responsabilidad, recelo, come-come… Ya. Pero no deja de ser miedo. Más en algo como esto donde uno pretende abrir un pequeño ventanuco a través del que cualquiera puede curiosear en nuestra trastienda. Y, ya se sabe, que mostrar el alma es hacerse un poco más vulnerable ante los demás (los hombres no lloran) y con los tiempos que corren nunca se sabe si eso es una buena cosa ni quién puede aprovechar según qué información para según qué fines.

No obstante… me arriesgaré.  ¡ Qué cojones!

Mi intención al crear este blog no es nada pretenciosa. Mi deseo es que, quien se anime a tomarse la molestia de leerme pueda pasar un buen rato, divertirse, reír si es posible, ponerse un poquito serio, en fin, hablar de todo un poco,  pero, sobre todo olvidarse aunque sea por un momento de los problemas cotidianos, los personales y los sociales y de todo lo que huele a mierda por ahí fuera.

Me encantará que este invento sea interactivo desde el principio, es decir, recibir opiniones a diestro y siniestro, halagos si se merecen y críticas cuando corresponda o simplemente participar aportando ideas, propuestas o revueltos mentales.

Poco más. Agradecer a quien me ha apoyado en esta aventura, agradecer a quienes hayáis asumido el riesgo de leer hasta esta línea y, peor aún, a los que en el futuro leáis lo que se vaya publicando.

¿Por qué borderline? Bueno, este anglicismo no tiene por qué tener siempre connotaciones peyorativas. Cuando uno se halla en la frontera, In the border, siempre tiene al menos una opción más, ante la disyuntiva de hacia dónde dirigirse, de qué camino tomar, que aquel que se posiciona pertinaz e intransigente en el centro mismo de su idea sin dar la oportunidad a otras alternativas diferentes a la suya. Sólo haciendo un ejercicio de comprensión hacia lo otro, lo que no soy yo, tendremos la oportunidad de enriquecernos mentalmente y crecer como personas.

Mi lema será el siguiente:

  “Toda mi gilipollez al servicio de la gente. Si quiere leer tonterías, estupideces, y, de vez en cuando alguna cosa con cierto sentido, hágame caso, ¡Póngase en manos de profesionales!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.